Grandes de la Tanatología

Grandes de la tanatología la tanatología:  Teresa de Calcuta y Mamá Maggie Gobran

 

Primero recordemos que la tanatología se extiende para cubrir no solo las necesidades de los pacientes que padecen una enfermedad de muerte y a sus familiares, sino también a todas las personas que sufren una pérdida como puede ser el divorcio, la infidelidad de la pareja, la pérdida de la salud o del empleo, el abandono, y todo aquello que provoca dolor y sufrimiento.

Hoy comentaremos sobre una de las dos grandes figuras de la Tanatología, una del siglo XX y otra del siglo XXI que no han tenido el debido reconocimiento por muchos estudiosos de la tanatología, ya que si bien no se dedicaron al estudio explícito  de la tanatología, sus vidas constituyen prácticas tanatológicas permanentes, ellas son:  

 Teresa de Calcuta. ( 1910-1997) Quien al recibir el premio nobel de la paz en 1979  dijo:                                      . Es muy importante para nosotros darse cuenta de que el amor para que sea auténtico tiene que doler." -Madre Teresa al recibir el Premio Nobel de la Paz

Mamá Maggie Gobran, quien inició su trabajo con niños y personas en los basureros de el Cairo,   hoy considerada por algunos “La madre teresa de el Cairo” y propuesta para el premio nobel de la Paz en 2012.

Teresa de Calcuta :

 Frases, pensamientos y filosofía de Teresa

No debemos permitir que alguien se aleje de nuestra presencia sin sentirse mejor y más feliz…

La paz comienza con una sonrisa…

Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más…

Haz las cosas pequeñas con gran amor.. …

Tómate tiempo para dar, el día es demasiado corto para ser egoísta….

Tal vez no podamos dar mucho, pero siempre podemos brindar la alegría que brota de un corazón lleno de amor

 

 LA MAYOR ENFERMEDAD
"La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino más bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad."

 

En una ocasión, la Madre Teresa viajaba de Calcuta a Darjeeling en 1946 para realizar su retiro anual, fue cuando Teresa se sintió inspirada con una “llamada interior”. A partir de ese día, una sed de amor y de almas se apoderó de su corazón. Esa sed era una necesidad de saciar la “ sed de Jesús” , misma que se convirtió  en la fuerza motriz  para toda su vida.

Teresa describió  como Jesucristo le pidió ser Luz y buscar  “víctimas de amor” o seres muy necesitados de ser amados…

Durante las sucesivas semanas y meses, a través de una voz interior tuvo  visiones, El Señor le reveló el deseo de su corazón de encontrar “víctimas de amor” que “irradiasen a las almas su amor”. “Ven y sé mi luz”, Jesús le suplicó. “No puedo ir solo”. Le reveló su dolor por el olvido de los pobres, su pena por la ignorancia que tenían de Él y el deseo de ser amado por ellos. Le pidió a Madre Teresa que fundase una congregación religiosa, Misioneras de la Caridad, dedicadas al servicio de los más pobres entre los pobres .

En 1950 la Madre Teresa funda la  Congregación de las Misioneras de la Caridad, y no fue aprobada sino hasta 15 años después por el papa  Pablo VI. Teresa estableció que las integrantes de la orden deberían sumar a los votos tradicionales de castidad, obediencia, pobreza,  el de la dedicación a los «más pobres de entre los pobres» .

La congregación logró  una rápida implantación en la India y en otros casi cien países del mundo.

Para entender un poco de la labor extraordinaria de Teresa y sus hermanas, citemos algunos textos que pronunció Teresa cuando se le otorgó el premio nobel de la Paz en 1979:

… “Los pobres son gente maravillosa. Una noche salimos y recogimos a cuatro personas de la calle. Y uno de ellos estaba en terribles condiciones, y le dije a las Hermanas: Ustedes cuiden a los otros tres, yo cuidaré a este que se ve peor. Así que hice por ella todo lo que mi amor puede hacer. La puse en la cama, y había una sonrisa tan hermosa en su rostro. Ella tomó mi mano mientras me decía una sola palabra: Gracias –y murió. No pude evitar examinar mi consciencia ante ella, y me pregunté qué diría si estuviera en su lugar. Y mi respuesta fue muy simple. Hubiera intentado atraer un poco de atención hacia mí, hubiera dicho tengo hambre, que estoy muriendo, tengo frío, tengo dolor o algo, pero ella me dio mucho más – ella me dio su amor agradecido. Y ella murió con una sonrisa en su rostro… Así como ese hombre que recogimos del drenaje, mitad comido por gusanos, y lo trajimos al hogar. [ él expresó] Yo que he vivido como un animal en las calles, pero moriré como un ángel, amado y cuidado. Y fue tan maravilloso ver la grandeza de ese hombre que podía hablar así, que podía morir sin culpar a nadie, sin maldecir a nadie, sin comparar nada.“ Como un ángel ” – ¡esta es la grandeza de nuestra gente!. Y esto es lo que creemos que Jesús ha dicho: Yo tenía hambre – estaba desnudo – no tenía hogar – no era querido – no amado – sin cuidado – y ustedes me lo hicieron.” [ Mateo 25: 35-36 .- Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me disteis alojamiento; necesité ropa, y me vestisteis; estuve enfermo, y me atendisteis; estuve en la cárcel, y me visitasteis.]

 … “Tenemos un hogar para los moribundos en Calcuta, donde hemos recogido a más de 36 mil personas sólo de las calles de Calcuta, y de esas personas 18 mil han tenido una muerte hermosa. Sólo han ido a casa con Dios” ( 1979)   Hoy en el 2010,  ¿ a cuanto ascienden los que han tenido una muerte hermosa y si sumamos  las casas que tienen las hermanas en el mundo?  Hoy son alrededor de 4,500 monjas de la orden repartidas en ¡133 países del mundo!

Entrevista de Facundo Cabral con la Madre Teresa

Facundo.-Pregunté a la Madre Teresa en Calcuta: ¿cuándo descansa? y me dijo:

Teresa.- Descanso en el amor.

Facundo.- Le pregunté: ¿cuál es el lugar del hombre? y me dijo:

Teresa.- Donde sus hermanos lo necesitan.

Facundo.- Le dije: nunca la escuche hablar de política, y me dijo:

Teresa.- Yo no puedo darme el lujo de la política, una sola vez me detuve 5 minutos a escuchar un político, y en esos 5 minutos se me murió un viejecito en Calcuta.

Facundo.- Cada vez que yo entraba a la casa de la Madre Teresa, sentía que Dios recién había salido.

Facundo.- Una señora, impresionada por verla bañar a un leproso, le dijo: yo no bañaría a un leproso ni por un millón de dólares, a lo que Teresa contestó:

Teresa.- Yo tampoco, porque a un leproso solo se lo puede bañar por amor

Fuentes: https://www.aciprensa.com/recursos/discurso-madre-teresa-al-recibir-el-premio-nobel-de-la-paz-1979-3177/

https://nardaaraceli.wordpress.com/2011/02/17/morir-es-volver-a-casa/

https://moralyluces.wordpress.com/2012/03/07/la-madre-teresa-de-el-cairo/

 

Una mujer extraordinaria de nuestro tiempo

Mamá Maggie Gobran

Tomado de: https://moralyluces.wordpress.com/2012/03/07/la-madre-teresa-de-el-cairo/

Paseaba por aquel barrio-pocilga ( Maggie Gobran en el Cairo-Egipto) cuando percibió movimiento en un montón de basura. Cautelosa, se acercó y comenzó a excavar para comprobar con horror que había un bebé enterrado, literalmente, bajo desperdicios de comida, restos de plástico, cartones, peligrosas latas de metal y mucha, muchísima, suciedad. A pocos centímetros, otro bebé en las mismas condiciones. Pensó en sus dos hijas, a las que nunca había faltado nada, y entendió que su vida, tal como la conocía hasta ese momento, había desaparecido. Dios le pedía algo más.

Meses antes de aquella visita de Semana Santa al slum Manshiyat Naser, también conocido como Garbage City (‘ciudad basurero’), Maggie Gobran había despedido para siempre a una tía suya muy querida que había dedicado su vida a los necesitados. En su funeral, Maggie – “cristiana copta”  de una familia bien de El Cairo, profesora de prestigio en la Universidad, esposa y madre-, que entonces tenía 35 años, sintió que debía hacer algo por los demás, continuar el legado generoso de la hermana de su padre.

 

Zapatos de talla grande

Comenzó a frecuentar aquel infierno de miseria, enfermedad, desorden sexual y familiar que es la ciudad basurero tratando de llevar algo de consuelo y ayuda a sus hermanos en la fe -y también a la minoría musulmana de zabbaleen- hasta que un día vio a una joven viuda que le pedía unos zapatos para su hija pequeña. Maggie se llevó a la niña a una zapatería para que ella misma eligiera el par que quisiera. Ya con sus zapatos en la mano, la niña preguntó al dependiente si podría cambiarlos por unos algo más grandes. “Mejor se los llevo a mi madre. Ella tampoco tiene zapatos”, dijo la pequeña.

Aquello de “ver a una niña que carece de todo, preocupándose antes por su madre que por ella”, descolocó el corazón de Maggie, que hasta entonces había vestido modelos elegantes, zapatos caros y joyas y que, una vez al año, viajaba con su familia a Europa para adquirir las prendas que marcaban tendencia en el Viejo Continente y lucirlas luego en las fiestas de sociedad.
Comenzó a leer la Biblia -de arriba a abajo cada año- en busca de respuestas y las encontró: “Y si derramares tu alma al hambriento, y saciares el alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía”.

Puso en marcha una organización -Stephen’s Children, en memoria del primer mártir- y cambió sus trajes caros por blusa, falda y velo en blanco absoluto. Vendió sus joyas, reunió dinero y aprendió a hablar el lenguaje de los pobres.

“Nadie”, explica a ALBA, “puede imaginar cómo es vivir entre ese olor hasta que va allí y lo comprueba”. Pero Gobran cree en la esperanza y en que, incluso en sitios como ese basurero, se puede alimentar el amor: “He visto a una madre compartiendo los desperdicios con un vecino y a un hombre partir la galleta que le acabábamos de dar con un viejo amigo”.

Veinte años después de aquel día que cambió su vida, la fundación de Gobran ha ayudado a 30.000 familias de Manshiyat Naser gracias al trabajo de más de 1.500 voluntarios y trabajadores, muchos de ellos antiguos recolectores de basura que fueron tocados un día por la mano de Maggie, mamá Maggie, como la llaman ellos.

. “Que los niños descubran el amor …  en cada uno de esos rostros a los que llegamos, el rostro y el amor de Dios”.


Su apodo, el de mamá Maggie, lo luce con orgullo. El otro que le han otorgado, no los niños a los que ayuda, sino los adultos que la ven trabajar, es el de la madre Teresa de El Cairo. “No soy digna ni de atar las sandalias a la madre Teresa, pero sí, ella es mi inspiración y siento que está a mi lado”, responde Maggie, que cada día, al levantarse, mira la foto de la beata de Calcuta que preside su dormitorio.


 

  Acalla tu boca y escucha a tus pensamientos.

  Acalla tus pensamientos y escucha a tu corazón latiendo.

  Haz callar a tu corazón y escucha a tu espíritu.

   Haz callar a tu espíritu y escucha Su espíritu”.

 

Maggie Gobran ha sido perseguida por ser cristiana en Egipto, de hecho varias Iglesias han sido quemadas y saqueadas en diferentes momentos. “El pontífice copto ha sufrido persecución no solo por el aumento de la actividad de los fundamentalistas islámicos desde finales de la década de 1970, sino también por parte de los sucesivos gobiernos de Egipto. Entre 1981 y 1985 el papa Shenouda III fue recluido en arresto domiciliario en un monasterio en el desierto.”

0 Comentarios

Autor

Andrés de González Arguelles. Tanatólogo.
martes 13 octubre 2020

Psicólogo y Tanatólogo Certificado por la AMTAC con más de 20 Áños de Experiencia.

Profesor de Diplomado de Tanatología en diversas universidades como UASLP, UCEM,UVAQ. Conferencias y cursos en IMSS, ISSSTE y otras instituciones.

Miembro de la Asociación Mexicana de Tanatología.

Director del Centro de Tanatología Vida y Plenitud.

Cuenta con Diplomados en Tanatología por la Universidad Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada y Musicoterapia en Sociedad Peruana de Medicina Alternativa y Universidad Científica del Sur.

Ofrece conferencias de Tanatología mensuales sin costo en VALLE DE LOS CEDROS CAMPOSANTO.

  • Emergencia Tanatológica: 444 120 07 84.