Av. Kukulkán #300 Col. Retornos C.P. 78140 contacto@valledeloscedros.com.mx Tels. 8 13 90 91 y 8 13 90 92

Tanatología y Coaching Tanatológico

Tanatología y Coaching Tanatológico

Psic. y Tanatólogo Andrés de González Argüelles

“Todas las teorías y toda la ciencia del mundo no pueden ayudar a nadie tanto como un ser humano        que no teme abrir su corazón a otro” Elisabeth Kübler Ross

En la tanatología se trata de: Amar, servir, acompañar y ayudar con respeto, cariño y compasión, motivando que la persona en dolor o sufrimiento tenga alivio, descanso, serenidad, paz. Este es el primer paso

El segundo paso: Acariciando y empujando, motivando a que la persona en duelo descubra que este proceso, si bien es doloroso, difícil y penoso, se puede transformar ese duelo en un camino de crecimiento, en una ruta hacia la excelencia, enfrentando los obstáculos de manera que se convierten en peldaños o escalones para subir, para crecer, para mejorar.

El duelo por una pérdida lo puedo enfrentar de tal manera que me hundo en la tristeza, me apego a la amargura y me rindo refugiándome  en  sustancias, en el rencor, el miedo, la culpa y el desánimo, o de manera contraria, de una  manera  inteligente  transformo  esa  crisis  en  un desafío  que  me permite progresar e incluso saltar a la excelencia.

Recordemos  que  el  concepto  crisis,  en  chino  tiene  dos ideogramas para representarse, con uno se expresa la idea de OBSTÁCULO, y con el otro la de OPORTUNIDAD. Ya lo afirmaba de manera magistral el científico más brillante de todos los tiempos: Albert Einstein, cuando señaló que la crisis es la mejor bendición que podemos tener los humanos, porque trae progresos.

Durante las crisis nace la inventiva, los grandes descubrimientos y estrategias brillantes. “Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno”
Por tanto, la verdadera crisis es la que se torna amenazadora, es aquélla que por no querer superarla se convierte en tragedia, en desastre.

La Tanatología es una  disciplina  cuya  finalidad principal es CURAR el dolor de la muerte y el de la desesperanza, acompañando  a  las  personas ( Niños, adolescentes y/o adultos) con dolor y sufrimiento por cualquier tipo  de  pérdida  como:  muerte  de un ser amado, enfermedad propia o de un familiar o amigo (incluye pacientes terminales, enfermedades crónico degenerativas, padecimientos psiquiátricos severos );  pérdidas  derivadas  de:  divorcio,  desempleo,  traición  del  cónyuge,  secuestro,  cambio  de residencia,  pérdida  de  una  mascota,  robo  del  auto,  perder  la  casa,  rechazo, abandono, jubilación, quiebra financiera, etc

Es aliviar  y  curar  estos dolores que son los más grandes que el ser humano pueda sufrir. Pero de una manera  que  el  paciente  o  el  cliente ,  asuma  la  responsabilidad  de  enfrentar  su  duelo  con  las herramientas y estrategias que de manera común se van descubriendo e ideando entre el tanatólogo  y el o los dolientes. Superando el afectado, la tentación de hacerse la víctima, jugar un papel masoquista   o derrotista.
Claro que al principio del proceso de coaching tanatológico, el doliente necesita sentirse verdaderamente acompañado y comprendido, para poder motivarse e iniciar un camino a lo largo del duelo que lo lleve a un proceso de crecimiento y superación para mejorar, para soltar, para transformarse como el oro.(“en el horno de la aflicción y el dolor somos probados , como pasados por fuego  para  forjar  nuestro  carácter.  Así  el oro  se  vuelve  más puro en el fuego” D. Figueroa-Pérez)

Es decir, el duelo podemos transformarlo en un maestro de crecimiento, en vez de asumirlo como una catástrofe que destruye nuestras vidas.
Por lo que se refiere al ámbito hospitalario, el tanatólogo contribuye a que los pacientes y familiares se sientan acompañados y comprendidos en su dolor y que capten  profundamente las oportunidades que brinda  la  enfermedad  para  estrechar  lazos  entre  las  personas , motivar el perdón y reencuentro, la restauración de las relaciones, y la aceptación de la enfermedad con una toma de responsabilidad sobre la misma.

En este apartado solo quisiéramos agregar que el duelo en los niños y adolescentes cobra peculiaridades específicas ,  por  lo  que  es  necesario  atenderlos de acuerdo a su nivel de desarrollo, edad, intereses y grado de madurez. Es todo un tema que trataremos en otra ocasión.

Tanatología  en  las  empresas y organizaciones. Un ámbito reciente de la tanatología se refiere a la problemática  generada  por   los cambios  a nivel laboral. En efecto, algunos tanatólogos también nos dedicamos a entrenar y acompañar a empleados  y directivos  de empresas que están pasando por un duelo relacionado con :  despidos  que provocan una nueva carga para los que quedan en la empresa; cuando cambian los jefes o hay fusión de empresas o absorción de unas por otras, el personal padece gran estrés por las nuevas reglas, procedimientos administrativos, ritmos y cargas de trabajo, la tarea  en este caso del tanatólogo y del coaching tanatológico consiste en hacerlos conscientes y que asuman sus  nuevas  responsabilidades  bajo  las  nuevas  reglas,  pero  acompañándolos  también en su duelo, proporcionándoles  herramientas  para  ser  resilientes ,  asertivos  y  adaptarse  creativamente  a  los     cambios. ( hay una expresión en el coaching tanatológico: acariciando y empujando. Comprendemos y consolamos pero motivamos e inducimos a que las personas salgan airosas en sus nuevas responsabilidades)
También  el  trabajo con  los  expatriados  cobra relevancia por todo el duelo de dejar una cultura, país, idioma,  para vivir  en  un  medio  totalmente diferente, y bajo las presiones laborales lejos de la madre patria.  En  este  caso se requiere no solo del coaching sino también del conocimiento de la tanatología, de ahí el Coahing Tanatológico. Muy probablemente se requiera trabajar también con la familia del expatriado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emergencia