Av. Kukulkán #300 Col. Retornos C.P. 78140 contacto@valledeloscedros.com.mx Tels. 8 13 90 91 y 8 13 90 92

Navidad sin ti, alternativas para esos momentos tan difíciles.

Tanatólogo Andrés de González Argüelles

Hay fechas especiales: cumpleaños, día del fallecimiento de un ser amado,  día del padre, de la madre, día del niño, etc. en las que parece que el duelo se recrudece y los recuerdos de la persona o personas ausentes nos provoca mucha tristeza y desesperanza, tal es el caso de la Navidad.

Hablemos un poquito del significado de la navidad.

En efecto, a nivel mundial se celebra de una manera laica obsequiando regalos, conviviendo con los amigos y familiares, prendiendo el árbol de navidad y tronando cuetes o lanzando luces de colores al cielo. También se acostumbra por supuesto la cena navideña y se ingiere  alcohol en exceso. Sin faltar ese hombre gordo de rojo que trae regalos a los niños.

En el ambiente cristiano ( católico, ortodoxos, evangélicos, mormones, etc.) también en muchos lugares del mundo se recuerda el nacimiento de Jesucristo, su cumpleaños, recordando a ese ser tan amoroso, Salvador y Redentor que por amor a los seres humanos murió en la cruz y luego resucitó para sacar al ser humano de la esclavitud de las emociones y pasiones que alejan al hombre y la mujer de su creador.

De una u otra manera, cuando estás en duelo, la noche de navidad puede ser una noche muy triste, amarga, y llena de recuerdos. Quisieras huir y no estar en la cena. Y todo se complica porque la mayoría de las personas que festeja la navidad puede estar muy alegre, con deseos de cantar, de bailar y de brindar, no pocas veces hasta emborracharse.

La pregunta es ¿si puedo pasar una navidad diferente? que me ayude con mi pena, con mi duelo y no tener que huir o esconderme en estas fechas que todo mundo anda de prisa , celebrando y comprando todo lo que puede.

La respuesta es que sí es posible tener una navidad cálida, y amorosa que te permita incluso expresar tus sentimientos y emociones de duelo.

Veamos como podemos transformar esta navidad.

Por ello sugerimos realizar algunas de las actividades y acciones que a continuación presentamos, con el objetivo de ayudar a la superación del duelo.

1.- En primer lugar es importante que no te dejes llevar por la corriente ni tampoco te dejes presionar por amigos o familiares, se asertivo (a) y haz una navidad diferente y a tu gusto.

Planifica esa noche tan especial, y una vez que ya tengas clara idea de lo que deseas, participa a los demás para que colaboren y te ayuden, sumándose así al ambiente que tu deseas crear en la cena navideña.

2.- Crea espacios con objetos que te permitan honrar y recordar a quien perdiste : fotografías, música seleccionada, objetos significativos. Puedes elaborar un video sencillo pero significativo con fotografías, música y otros objetos o paisajes para honrar a ese ser amado ( padre, madre, esposa, esposo, hijo, amigo, novio (a) ,etc) . Esa noche se dedican unos momentos especiales para pasar el video y se recuerda a la persona, se comentan anécdotas, se puede llorar, reír y homenajearlo, reconociendo su huella en nuestras vidas.

Pensemos en recordar y honrar la memoria de ese amado por ejemplo: Reproduciendo o recreando alguna tradición o forma en que el o ella solía festejar la navidad. (No importa el tiempo que ya pasó de su muerte o partida) Vive las emociones y recuerdos profundamente, solo dando un nuevo sentido: de agradecimiento por su vida; por sus caricias, por su amor, por sus detalles, por estar presente en tu vida esos años. Trata de recordar solo los momentos agradables, todo lo bueno.

Una manera de hacer algo tangible para recordar a tu ser querido: encender por  una o varias velas, que es una manera simbólica y sencilla de recordarlo; cocinar su comida preferida; quitar los viejos adornos y colocar unos nuevos en recuerdo u homenaje de el o ella; es importante darse permiso de llorar, de estar triste, de recibir consuelo, besos, abrazos, reírse, .cantar, contar y disfrutar anécdotas. Esto genera alivio del estrés y aligera tu carga.

El respeto y expresión de tus emociones y sentimientos es de vital importancia, por ello te damos estas sugerencias, que además impactará positivamente a los asistentes a tu casa en navidad.

3.- Es muy importante si eres creyente, festejar esa noche a Nuestro Señor Jesucristo, que finalmente es el personaje principal y el motivo esencial de la Navidad en tal contexto. Puedes favorecer ambientes para la concordia, fraternidad, perdón y convivencia amorosa esa noche. Puedes también asistir previamente a la Iglesia y durante la noche de Navidad poner villancicos, leer pasajes bíblicos que recuerdan la venida de Jesucristo, y en general, otras actividades que favorezcan tu crecimiento espiritual.

4.- Puedes crear un álbum familiar, iniciando así una nueva tradición en la familia,  dedicada a recordar y homenajear a los que ya no están contigo o con Uds.. Esta álbum familiar si es creación colectiva, tendrá mucho mayor impacto en ese ambiente que deseas crear de amor, comprensión y consuelo mutuo.

5.-También es recomendable llevar a cabo alguna o algunas actividades en beneficio de personas de bajos recursos o con una necesidad apremiante de amor y cariño por estar solas, abandonadas. Visitar asilos, albergues, casas hogar, hospitales. Esto fortalecerá tu corazón, ya que al dar recibes, incluso mucho más de lo que tu mismo das, es la ley de la siembra y la cosecha, así como a partir una semillita de naranja nace un árbol de que da muchísimas naranjas y cientos de nuevas semillas. O por ejemplo, en memoria del ser que falleció, donar sus medicamentos a un enfermo que todavía los puede utilizar. Bueno, hay quienes donan hasta el féretro a familias de escasos recursos cuando  se les acaba de morir un ser amado en caso de haber incinerado el cuerpo .

Tener un gesto amable, generoso, solidario, puede encender en tu alma nuevamente la llama de la alegría y la paz, contribuyendo de buena manera a la cicatrización de las heridas de tu corazón.

Esta nueva manera de festejar la navidad significa un desafío para tu crecimiento personal, ya que ante las pérdidas significativas y el duelo que conllevan, nos podemos sumir en la desesperanza y depresión, o crecer y escalar a nuevos niveles en los ámbitos personal, laboral, familiar y espiritual

6.- Realiza nuevas cosas o actividades en navidad.

Realmente existe una gran variedad de tradiciones en las familias que puedes retomar, modificar o eliminar conforme al espíritu de la navidad que tu asumes con los criterios y actividades propuestas anteriormente: la posada del día 24, poner el nacimiento, el árbol navideño, los regalos, la corona de adviento, las pastorelas, la cena navideña con toda la variedad de platillos, asistir al templo, el tronar cuetes, etc etc.

7.- Trata de aliviar el estrés previo al 24 de diciembre. Busca espacios de relajación, convivencia fraterna, ejercicio, recreación, asiste a la iglesia, ora, lee la Biblia, con el objetivo de tratar de llegar a la noche de navidad con el menor estrés posible.

Aunado a lo anterior, procura no beber bebidas alcohólicas o consumir fármacos y/o drogas que solo oculten o anestesien tu dolor, pues luego te vendrá una cruda moral mucho más fuerte y tu sistema nervioso se debilitará.

8.- Durante la noche del 24, puedes darte escapadas para estar a solas en una habitación si deseas llorar, descansar, o relajarte. Notifica previamente, al día del homenaje, a tus seres queridos para que comprendan tu duelo y te permitan retirarte las veces que sea necesario.

 

9.- Involucra a los niños en tu planeación navideña y durante la nochebuena.

Una manera eficaz de involucrarlos consiste en compartir la idea general de lo que se quiere hacer en navidad para que den sus opiniones y participen activamente de acuerdo a su edad en los preparativos.

También es muy relevante compartirles de tus sentimientos por el duelo que estás pasando, diciéndoles que si te ven llorar o triste es porque perdiste a un ser muy amado y es normal lo que te sucede. Si los niños participan también del mismo u otro duelo, comentarles que esa noche habrá oportunidad de darse abrazos, besos, y consolarse mutuamente al recordar amorosamente a los que ya no están y por supuesto, recordar con felicidad el nacimiento de Jesucristo que dedicó su vida en la tierra a dar amor y consuelo a los que estaban en duelo. Pueden hacer dibujos, poemas, y canciones alusivas al nacimiento, muerte y resurrección de Jesús, y relacionados con la o las personas que ya no están presentes por haber fallecido.

Es importante no imponer, solo sugerir, ya que cada familia puede tener creencias religiosas diferentes, o incluso no tenerlas.

Sobre los cambios que propongas para la navidad, si ellos no están de acuerdo en algunas cosas, puedes negociar con ellos, recuerda que los niños son muy rutinarios, y vivir rutinas aún en festejos les da seguridad.

Finalmente diremos que existen 3 guías muy poderosos para organizar y orientar  todo lo relacionado con la navidad: la paciencia, el amor y la comprensión.

 

Feliz Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emergencia